El teñido y el tejido en el telar era lo más importante que  exhibían las personas en el mundo andino de antaño. Siempre se tejía hacia el futuro, pensando en una persona a la que se dedicaba la prenda. Los tejidos al ser de cabellos de animales son conductores de energías, por lo que en Agosto, durante el mes de la Pachamama, se sahuman los tejidos antiguos, para mantenernos comunicados con esa energía ancestral.

Si te interesa saber sobre nuestros talleres podés visitar este enlace